En 1953 Christian y Grethe Flensted crearon su primer móvil, "La Cigüeña”,para celebrar el bautismo de su hija Mette. Este móvil aún sigue produciéndose hoy en día, más de 50 años después. En 1956, Christian Flensted dejó su trabajo para dedicarse al 100% a su empresa de móviles. En aquel momento vivía en Aalborg. Christian Flensted se dio a conocer rápidamente como "el alborotador". Se trataba de un apodo muy apropiado por su capacidad para hacer travesuras y crear bonitos móviles que alegraban su entorno.

En 1971, la producción había crecido tanto que fue necesario buscar una nueva tierra de pastos para la empresa. Estos pastos se encontraban en su isla natal, Fionia, de gran belleza paisajística, y donde la familia fundó el "Nido de cigüeña" en el pueblo de Tommerup. Allí, la familia se quedó durante 20 años. Más adelante se trasladaron a la bella y abandonada escuela "Frederiksminde", cerca de Brenderup. Este edificio histórico sigue siendo el hogar de Flensted Mobiles. Hoy, son el hijo de Christian y Grethe, Ole y su esposa Aase, los que, con ideas creativas para móviles originales e innovadores, siguen con orgullo la tradición del móvil. Los móviles de Flensted están hechos de tal manera que cada parte está en constante movimiento, mientras que juntos forman un conjunto fascinante y armonioso. Cada móvil está montado con un gran cuidado por personas especializadas y experimentadas.

Ver una foto de uno de estos móviles apenas cuenta toda la historia. Un móvil no vive bien hasta que esté en movimiento. El movimiento de un móvil genera una emoción doble en el espectador - una conciencia de la fugacidad del momento, y la certeza de un presente eterno.- Estimula los dos lados del cerebro al mismo tiempo.

En nuestra tienda puede encontrar una selección de sus modelos que confiamos sea de su interés.

VISITA LA TIENDA ON LINE